Ni los bancos Ni Los Pequeños Negocios Saben de Las Nuevas Fuentes de Capital

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinyoutubeinstagram

Desde el año 2008, los banqueros han enfrentado la crisis con mayor regulación y una creciente incapacidad para ayudar a las pequeñas empresas dentro de sus comunidades. Tras la crisis financiera, acceso a capital para pequeños negocios básicamente desaparecieron.  Si tuviéremos que medir la luz del sol; básicamente se mantiene apagado completamente.

Las cosas están mejorando para propietarios de pequeñas empresas, pero muchas de las relaciones bancarias que las empresas pequeñas dependían para obtener capital han ido despareciéndose.   “Una pequeña empresa normalmente puede generar entre $150,000 hasta $500,000 al año.  Esto es la mayoría de las empresas en los EE.UU”, indica Gil Zapata fundador de Lendinero.

El vacío en el mercado creado por la salida de los bancos creó una oportunidad para que financieras alternativas puedan ofrecer soluciones y ofrecer un proceso más ágil y rápido acceso a capital para pequeñas empresas.

Es cierto que muchos de los prestatarios que tienen capital con estos prestamistas no tradicionales son los dueños de negocios que la mayoría de los bancos no podrían financiar. Estos negocios no encajan dentro del perfil de riesgo que está buscando un banco tradicional. Sin embargo, esos no son los dueños de pequeñas empresas que vemos en cada esquina alrededor de todos los vecindarios.  No necesariamente estos negocios tienen mal crédito, pero hay otros factores.  Algunos, no tienen toda lo documentación financiera.  Otros, 2 o 4 años atrás ensenan pérdidas en sus estados financieros.  Las financieras alternativas no se fijan en lo que pasó 2 o 4 años atrás, lo contrario se enfocan en el movimiento financiero de los últimos 12 meses.

Desafortunadamente, muchos banqueros desconocen que aún sucede esto.  Los banqueros no les ponen atención a estas financieras ni este tipo de cliente.

Fuera de la banca, muchas empresas financieras alternativas han reformado sus criterios de crédito y cambiaron su perspectiva sobre el riesgo de un negocio. Estos prestamistas innovadores no creen que las futuras ventas de un negocio será determinado por un historial de 3 años atrás.  El puntaje de crédito no es el factor principal para aprobar un crédito como los bancos.

Los negocios tienen nuevas fuentes de capital para su negocio dado al crecimiento de préstamos alternativos.  “Aunque los clientes pagan una tasa de interés más altos, que los bancos hay que analizar muchos factores.  Primero, muchos de las pequeñas empresas no reportan ganancias.  Sus contadores deducen la mayoría de los gastos del negocio.  Si el cliente se ahorró en no pagar o pagar menos a la fiscalía hay que tomar en cuenta eso cuando pagan un interés más alto.  Eso es una ganancia que el negocio realiza.  Segundo, los intereses que un negocio pagan son deducibles de sus declaraciones de impuestos.  Esto es otra ganancia.  Asumiendo, que pudieran obtener un préstamo con un banco; quizás tienen que esperar 3 meses.  Si el negocio tiene una oportunidad inmediatamente para colocar el préstamos y realizar una ganancia; hay que tomar en cuenta ese factor”, indica Zapata.

Clientes probablemente se benefician de estas soluciones.  Si la banca no es una opción, existen estas opciones para los negocios. Síguenos en [email protected]

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinyoutubeinstagram